• Últimas noticias

    sábado, 12 de agosto de 2017

    El operativo de seguridad de las PASO contará con 30 mil policías bonaerenses

    Cerca de 30 mil efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires se encargarán de controlar el desarrollo de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) en territorio bonaerense.
    Para custodias en los exteriores de los lugares de votación, el traslado de urnas y el control del cumplimiento de la veda electoral, entre otras tareas, serán afectados 12.300 numerarios directamente a la elección y cerca de 17.700 se verán recargados en su servicio ordinario para colaborar en estas labores y en las de seguridad, se informó oficialmente.
    En lo que respecta a los lugares de votación, habrá dos efectivos que se encargarán de la custodia exterior (y también interior sólo en los locales donde voten extranjeros) y colaborarán con los miembros de las fuerzas armadas que resguarden el interior.
    Se informó que otros efectivos realizarán recorridas dinámicas en las inmediaciones de dichos establecimientos.
    Por otro lado, las fuerzas especiales de la Policía contarán con diferentes bases operativas y un Comando Conjunto en que habrá un escuadrón del Grupo Halcón y dos de Infantería –que estarán apostados en el Comando Electoral (Regimiento de City Bell)- que, de ser necesario, se trasladarán vía aérea al sitio que amerite su intervención.
    Asimismo, unos 640 efectivos de las Direcciones de Infantería y Caballería estarán apostados en La Matanza, San Isidro, Lanús, La Plata y otros puntos del interior bonaerense para acudir en caso de disturbios en durante las elecciones o una vez finalizadas las mismas.
    Por otro lado, la Superintendencia de Seguridad Vial monitoreará y dará cobertura al traslado de documentación del proceso eleccionario.
    El trabajo de los efectivos policiales comenzó a fines de julio, cuando empezaron a enviarse las urnas desde el Depósito en La Plata hasta los locales del Correo Argentino de las distintas localidades, donde están depositadas con custodia policial hasta que el próximo sábado 12 de agosto sean trasladadas a los locales de votación.
    Por otro lado, los policías trasladarán a las autoridades de la Secretaría Electoral al local de votación que amerite su presencia, y controlarán el cumplimiento de la veda electoral en lo que respecta al cierre de locales nocturnos y expendio de bebidas alcohólicas, entre otras cuestiones.

    Las más leídas de la semana

    Clima

    tiempo.es